Bastidor ilustrado “Pippilotta”

20,00

Bastidor ilustrado, de 30cms de diámetro, impreso con la obra original “Pippilotta”, de Paula Domínguez.

SKU: 1317 Categoría: Etiquetas: , , , , , ,

Bastidor ilustrado

Bastidor ilustrado, impreso con la obra original “Pipilotta”, de Paula Domínguez.

La forma más original de adornar las paredes de tu casa.

La habitación de tu peque o la tuya, el salón, el baño o la cocina, el pasillo o el hall. En cualquier parte destacarán por sus únicos, coloridos y originales dibujos. Dale un toque diferente y súper original a cualquier habitación de tu hogar con nuestras creaciones.

Puedes tener también a Eduardo Manostijeras, AmelieVenus o Madre de dragones. Muchos diseños diferentes encontrarás en stock, en nuestra tienda online.

Además podemos hacértelo, por encargo, con cualquier otra de las ilustraciones de Paula. Ponte en contacto con nosotros y pídenos el tuyo personalizado.

PIPPILOTTA

Paula Domínguez nos hace volver a nuestra más divertida infancia con su interpretación de PIPPILOTTA

¿Quién es PIPPILOTA?

Personaje de ficción creado en 1941 por la escritora sueca Astrid Lindgren. Éste fue, en principio, un personaje de unas historias que Astrid le contaba a su hija enferma. Un tiempo después, Astrid se fracturó una pierna, y decidió dedicar ese tiempo de convalecencia a escribir su novela basada en las aventuras de Pippilotta.

El 1969 se rodó la serie de televisión que tod@s conocimos y disfrutamos.

Pippi calzaslargas (como se llamó en España) fué interpretado por la actriz Inger Nilsson. La carrera de la actriz comenzó bien temprano, a sus 10 años, representando precisamente a Pippi.

Pippilotta Viktualia Rullgardina Krusmynta Efraimsdotter Långstrump

Ese era el nombre completo de Pippilotta.

Muchacha de 9 años de edad dotada de una gran fuerza, descomunal. Tiene un caballo de lunares llamado “Pequeño Tío” al que puede levantar con una sola mano. También un mono tití llamado “Señor Nilsson”. Es huérfana de madre, y su padre, Efraim Långstrump, es un pirata famoso. Pippi vive en su casa llamada Villa Kunterbunt, acompañada únicamente por sus mascotas. Pelirroja, peinada con sus dos grandes trenzas casi horizontales. Es una niña tremendamente imaginativa y rebelde ante todo convencionalismo. Extravagante hasta el infinito: suele cocinar crepes sobre el suelo, caminar hacia atrás, o dormir con sus pies sobre la almohada, lleva un vestido cosido a retazos, unas botas que le vienen enormes, y calza unas medias de distinto color por encima de las rodillas. Posee además, un baúl con muchas monedas de oro, heredado de su padre, con las cuales compra golosinas o lo cualquier cosa que se le ocurra o que necesite.

Tiene dos amigos, Tommy y Annika, que viven muy cerca suya, y que la acompañan en sus aventuras.

ILUSTRACIÓN DE PAULA DOMÍNGUEZ

Paula nos vuelve a sorprender, y de qué manera.

¿Por dónde empezar…?

Paula nos muestra una Pippi que de primeras nos lleva el corazón a nuestra infancia. No solo es la imagen. Es lo que hay detrás de la misma. Es como si hubiera exprimido al personaje y nos mostrara su más pura esencia.

Pippi está, por supuesto, con su enooorme sonrisa de grandes dientes. Sus grandes ojos azules. Y, como no, su característico pelo pelirrojo en dos súper trenzas prácticamente horizontales. Cara pecosa, muy expresiva. Ropajes tan coloridos como andrajosos. Botas que le están enormes, y las medias, una de cada color. Un personaje de cuidado, así ya, de primeras. Lleva al hombro su mono tití “Señor Nilsson”, que viste su clásico jersey amarillo.

Eso es lo que se vé.

Pero esta ilustración tiene algo que no se ve. Algo que transmite desde algún lugar interno a nosotros mismos. Tiene magia y muchísima fuerza. Es una ilustración que enamora a primera vista. La expresión de Pippi te cautiva, te hipnotiza.

Los colores están empleados con una maestría que resulta complicado quitar los ojos de la imagen. La mirada se pierde en una amalgama de tonos, de cadencias, que provocan que la entrada por los ojos acabe en el estómago en forma de mariposillas.

La fuerza de su rostro, la presencia etérea de texturas imprescindibles, la combinación tan perfecta de colores, todo esto se junta para dar como resultado una de las mejores ilustraciones de Paula Domínguez, artista que no deja de sorprendernos. Artista que no deja de superarse.

Datos técnicos:

El bastidor ilustrado está impreso de forma digital, con maquinaria de última tecnología, empleando tintas de alta calidad. En este proceso se llegan a unos resultados muy coloridos con altos niveles de contraste y definición. La tela de lienzo empleada es especial para captar esta impresión digital y poder mantener los colores durante tiempo indefinido.

Además aguantan perfectamente la humedad, por lo que puedes humedecerlos para su limpieza. Eso sí, solo con agua.

Encontrarás esta fascinante ilustración en otros muchos de nuestros artículos ilustrados. Descubre el tote-bag, el lienzo o la lámina.

Puedes seguirnos y ver todas nuestras novedades en Facebook e Instagram

NOTA: Los colores de la impresión pueden variar ligeramente de los de la pantalla del ordenador. Esto es debido a diversa calibración de monitores y la iluminación fotográfica.